​Organizar la habitación de los más pequeños


cuarto_kids

Si reúnes a un grupo de padres y madres y les preguntas cuál es su mayor queja sobre el dormitorio de sus pequeños, probablemente oirás alguna variación de: "siempre está hecho un desastre". Gracias a los juguetes, libros, ropa y manualidades, las habitaciones de los niños pueden resultar especialmente desastrosas, muy pocos niños son organizadores natos y la mayoría parece disfrutar de hacer un desastre tan grande como les sea posible.

Afortunadamente, los padres no tienen por qué recurrir a mantener la puerta del dormitorio de los niños cerrada hasta que se independicen. De hecho, les están haciendo un favor a sus hijos si comienzan a enseñarles habilidades de organización desde una edad temprana. Un dormitorio desordenado puede ser un problema y los buenos hábitos aprendidos a tiempo probablemente les acompañen para toda la vida.

Los niños tienen que aprender a ordenar su habitación

Es muy importante trabajar con ellos, y no a su alrededor, los niños pequeños quieren participar y estarán muy emocionados de hacerlo. Cualquiera podría pensar que su hijo se aburrirá o se frustrara demasiado al hablar de ordenar la habitación, pero si lo planteas como un juego más le encantará. Además, si los niños participan en la organización, se sentirán dueños del proyecto y se inclinarán más por mantener las cosas en orden, o al menos, sabrán dónde debe ir todo.

Los niños tienen una habilidad natural para personificar las cosas, así que puedes plantear el ordenar como un juego con preguntas como: ¿quieres que este artículo viva contigo? o ¿cuál debería ser el hogar de esto? Una cosa que todos oímos cuando crecíamos era “guarda eso”, lo cual puede parecer muy negativo, por eso en su lugar, intentamos poner cada cosa en su hogar.

cuarto_kids

Independientemente de la edad de los pequeños, el secreto de un dormitorio infantil bien organizado es proporcionar muchas áreas de almacenamiento claramente definidas alrededor de la habitación. Sin formas claras y sencillas de almacenar sus posesiones, la mayoría de los niños simplemente dejarán sus pertenencias en el suelo o las empujarán fuera de la vista. Incluso el dormitorio de niños más adorable pierde su encanto cuando la habitación está desorganizada, así que aquí van algunos elementos sencillos que ayudarán a los más pequeños a aprender buenos hábitos abasteciendo.

- Un baúl grande

Olvídate de un estilo tradicional, lo que necesita el dormitorio de cada niño es un gran baúl o caja de juguetes donde poder meter todos sus juegos. Como es un artículo que se va a usar durante años no elijas un diseño infantil, en su lugar busca un baúl con un diseño clásico, preferiblemente de madera o metal.

En los primeros años de vida de los niños, el baúl de juguetes es el hogar perfecto para los muñecos de peluche o las muñecas. A medida que los niños se van acercando a la escuela primaria, el contenido probablemente cambiará a juegos, materiales de arte, juguetes de construcción y materiales de artesanía. Los preadolescentes y adolescentes pueden darle un buen uso a un baúl guardando ahí sus equipos deportivos, juegos electrónicos, material escolar o instrumentos musicales.

cuarto_kids

- Estantería

Ya sea una librería, una estantería de respaldo abierto o estantes montados en la pared, el dormitorio de un niño necesita estantes y muchos de ellos. No necesitas nada elegante, una vieja estantería de otra parte de la casa es perfecta, especialmente si la pintas de un color brillante. Sin embargo, asegúrate de sujetar bien la estantería a la pared; no querrás que se caiga si el pequeño decide subirse a los estantes.

En los primeros años, puedes poner muchas cestas o cajas del tamaño adecuado para que quepan perfectamente una al lado de la otra en los estantes inferiores. El plástico transparente es lo mejor, para que los niños puedan ver el contenido. De esta forma puedes ir rotando las cestas para que los niños jueguen con juguetes diferentes, ya que jugarán con aquellos que estén más fácilmente a su alcance.

cuarto_kids

- Mueble con puertas

Siempre es una buena idea tener al menos un pequeño mueble con puertas en el dormitorio de los peques donde se puedan esconder los juguetes electrónicos, los mandos de videojuegos y los objetos grandes y de formas poco estéticas, como las construcciones de Lego terminadas, los proyectos escolares y el equipo deportivo.

cuarto_kids

- Un armario

No hace falta decir que cada dormitorio, ya sea el de un niño o el de un adulto, necesita un armario. Empieza a enseñar a los niños a poner la ropa ordenadamente en los cajones tan pronto como sean lo suficientemente mayores para entender las instrucciones. Utiliza dibujos para etiquetar cada cajón con el contenido: pijamas, camisetas, ropa interior, calcetines. El día de la colada, deja que los niños coloquen ropa limpia y doblada en los cajones apropiados.

Los niños pequeños disfrutan de estas actividades, y el hábito perdurará cuando la diversión haya desaparecido. Los niños mayores no necesitarán etiquetas, pero podrían necesitar ayuda para decidir cómo agrupar mejor las prendas de vestir en los cajones de la cómoda.

cuarto_kids
whatsapp